La importancia de saber inglés para tu empresa

Quien más o quien menos es capaz de defenderse en inglés cuando se va de vacaciones, pero... ¿tu nivel de inglés, o el de tus trabajadores, es suficiente para que vuestra empresa sea competitiva en el ámbito internacional? Por mucho que suene a tópico España tiene un problema serio con los idiomas, especialmente el inglés, lo que a la hora de la verdad puede suponer un importante lastre para el desarrollo de las empresas. De hecho, a día de hoy no hablar inglés es prácticamente como no tener presencia online.

Empresas más productivas y competitivas

Competitividad, innovación, crecimiento, nuevas oportunidades de negocio... Todos ellos son conceptos que habitualmente se asocian a los conocimientos de inglés en el ámbito empresarial. Si una empresa no cuenta con trabajadores que dominen el inglés -además de otros idiomas- sufrirá una gran pérdida de oportunidades de negocio, y su rendimiento y productividad se resentirán. Sin olvidar los retrasos en los procesos de mejora y adaptación, perfectamente evitables. Todo esto se traduce en una pérdida de ingresos mes tras mes.

Si una empresa está decidida a dar el salto al extranjero, tarde o temprano se encontrará con la barrera del idioma. En un mundo globalizado como el actual, donde la mayoría de contenidos están en inglés, no hablar el idioma de Shakespeare significa cerrarse puertas y perder incontables oportunidades de crecer más allá de nuestras fronteras; y ante una economía que no acaba de despegar y el incierto futuro que nos espera no hablar inglés no parece ser el mejor escenario para el crecimiento empresarial.

No podemos olvidar la mala imagen que da una empresa que no hable inglés al exterior. Por una parte, los clientes extranjeros se sentirán cada vez más insatisfechos al encontrar barreras a la hora de comunicarse con la empresa (visitas, atención al cliente, etc.), y no sería raro que dejasen de confiar en una empresa por culpa de la barrera idiomática. Por otra parte, esa barrera lingüística hace que los diferentes equipos no acaben sus proyectos a tiempo debido a los problemas para comunicarse entre ellos. Y vuestra reputación se resentirá.

Aprender inglés online

Los estudios del CIS revelan que solo uno de cada cuatro trabajadores habla inglés, pero si nos fijamos en los que aseguran hablarlo y escribirlo sin dificultades el porcentaje se queda en el 6%. Por suerte, en internet encontramos infinidad de maestros de inglés y de recursos para aprender el idioma y volvernos cada vez más competitivos. Una de las opciones más interesantes son las clases de inglés por Skype como nos propone Preply, siempre de la mano de profesores titulados, lo que ofrece muchas ventajas.

Aprender idiomas con Preply


Sin lugar a dudas, las dos grandes ventajas de las clases de inglés por Skype son la comodidad de recibir la clase desde donde quieras y la flexibilidad de poder adaptar los horarios a tus necesidades y disponibilidad, algo que no podemos decir de los cursos presenciales o a distancia. Pero si hay un factor diferenciador con las clases convencionales es que tendrás al profesor centrado exclusivamente en ti, diseñando el curso y cada clase para centrarse en los puntos que quieres mejorar, como el inglés aplicado a la empresa o los negocios.

Otra de las ventajas de las clases personalizadas es que tanto el profesor como tú podéis acceder a los millones de recursos online disponibles al momento. Los más clásicos dirán que con Skype se pierde la comodidad de la pizarra, un elemento imprescindible para cualquier profesor, pero además de la opción de compartir pantalla tenemos el chat, que hace las funciones de pizarra sin problema.

Ahora que ya conoces las ventajas de las clases de inglés por Skype solo falta que tomes la decisión. Si eres un empleado, tienes a tu alcance una herramienta cómoda, útil y eficaz para aumentar las competencias de tu CV estudiando inglés, aplicándolas a tu día a día en la empresa. Y si eres empresario, puedes ofrecer esta herramienta a tus empleados para que mejoren su nivel de inglés, por ejemplo formando grupos de estudio y planificando con los profesores de esta plataforma de aprendizaje de idiomas los turnos en que recibirán las clases.

En poco tiempo tu empresa seguro que empieza a percibir los resultados positivos de un equipo más políglota.