Préstamos sin buró para negocios con historial crediticio negativo

Paula García

Solicitar un préstamo sin buró para mi empresa

Internet y el auge de las nuevas tecnologías lo han cambiado todo. A través de la red y con un simple dispositivo móvil podemos hacer operaciones desde cualquier parte del mundo que nunca antes hubiéramos imaginado. Como, por ejemplo, pedir préstamos de forma online.

Porque en pleno 2017 ya se ha acabado aquello de hacer cola en una entidad financiera para solicitar un préstamo y tener que presentar multitud de papeleo y avales para que te lo acaben concediendo. A día de hoy, cualquier persona puede solicitar un préstamo rápido a través de internet. Esta tendencia comenzó a nivel particular y ahora está de moda dentro del mundo de la empresa.


De hecho, cada día son multitud de compañías las que apuestan por este tipo de financiación. Muchas empresas necesitan de capital para solucionar un pago rápido y estas herramientas representan un solución viable. Una de las grandes ventajas es que también hay determinadas entidades que están dispuestas a dar préstamos sin buró, un término muy utilizado en México para referirse a la particularidad de estar diseñados con el fin de ofrecer oportunidades a aquellas personas y empresas que cuentan con un historial crediticio negativo. Lógicamente, está en manos de la empresa o particular el apostar por esta financiación teniendo en cuenta su historial crediticio.

Ante la dificultad de retirar préstamos en las entidades financieras, algo que ha sido lo habitual en los últimos años, estas nuevas entidades online permiten ser una solución para empresas, emprendedores y particulares que necesitan conseguir financiación y no pueden solicitar una gran cantidad de dinero de forma presencial por su historial negativo. Y además pueden acceder a este dinero de una forma cómoda y sencilla.

Para solicitar este crédito online sólo es necesario entrar en la web de una de las entidades que ofrecen este tipo de servicio y seleccionar la cantidad a recibir además del plazo de devolución del dinero, que puede ser de hasta dos años. Aquí hay que tener en cuenta que pagarás los intereses en función del tiempo en que tardes en devolver la cantidad solicitada. Las grandes ventajas de pedir un préstamo a través de internet son las siguientes:

  • No tienen en cuenta el historial de crédito del cliente, por lo que más gente puede acceder a ellos.
  • Son créditos rápidos que no requieren de tanto papeleo y requisitos, algo que sí ocurre en el caso de las entidades bancarias convencionales.
  • Su carácter de préstamos en línea urgentes permite cubrir todo tipo de necesidades económicas. En muchos casos los préstamos se aceptan a los 10 minutos de haber rellenado el formulario.
  • Al ser préstamos online, pueden solicitarse en cualquier momento y lugar. Solo se necesita conexión a Internet y que tengas tus datos en mano para completar el formulario.
  • No son muy exigentes. La escasez de requisitos es una de las ventajas más destacadas de los préstamos en línea. Únicamente es necesario completar el formulario y entregar cierta información personal y demás documentación fácil de obtener.

Dentro de este tipo créditos también se pueden encontrar los micropréstamos online, que es algo similar pero con la única diferencia de que la cantidad que te pueden entregar es mucho menor, así como el plazo de devolución.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No