Qué es la tarifa regulada de la luz y cómo afecta a las empresas

Paula García

La tarifa de luz regulada: Así funciona y afecta a las empresas

La luz es uno de los principales gastos que hay en las empresas y, en los últimos meses, su precio no ha parado de subir. Para analizar la situación, lo más importante es conocer las diferentes tarifas eléctricas que existen en el mercado y entender cómo funcionan.

Contar con las recomendaciones de una asesoría energética será de gran utilidad. De este modo, podrás escoger la opción más adecuada en función de tus necesidades y fomentar un mayor ahorro en energía. 




Concretamente, en España podemos encontrar dos tipos de tarifas en el sector eléctrico:

  • Las tarifas de libre mercado: Su coste se fija en función de la oferta y la demanda y es la compañía la que determina el precio. El cliente, por tanto, conoce de antemano cuánto va a pagar por su consumo y puede seleccionar la tarifa que mejor se adapte a lo que necesita.
  • Las tarifas reguladas: Se trata de un sistema implantado el Gobierno para establecer un mercado eléctrico regulado y su coste varía cada día.

¿Cómo identificar tu tarifa eléctrica?

La mayoría de usuarios tienen contratada una tarifa regulada por defecto. En caso de querer optar por una tarifa de libre mercado, es necesario la firma de un contrato específico con la compañía eléctrica. En él, se establecen una serie de condiciones y se determine la tarifa de luz.

Las tarifas de luz regulada

Cuando hablamos de una tarifa de luz regulada, la factura mensual se compone de diferentes factores esenciales:

  • El precio de la producción de electricidad.
  • Los peajes de acceso que establece el Ministerio de Industria para cubrir los gastos que conlleva transportar la energía hasta las viviendas y hogares, así como oficinas y centro de trabajo.
  • Los impuestos.

Dentro de esta modalidad, podemos destacar diversos tipos de tarifas:

Tarifa PVPC

Desde junio de 2021, se ha establecido un sistema de discriminación horaria para el consumo de la luz. Es decir, el precio del kWh de electricidad varía en función de la franja horaria en la que nos encontremos:

  1. Horario valle: Es el periodo más económico y abarca desde las 00h hasta las 8h para los días entre semana y durante todo el día para los fines de semana y los festivos.
  2. Horario llano: Su coste es moderado y se establece de 08h a 10h, de 14h a 18h y de 22h a 00h durante los días entre semana.
  3. Horario punta: Es la franja más cara de la luz y se fija de lunes a viernes en el horario de 10h a 14h y de 18h a 20h.

A diferencia de las tarifas de mercado libre, no se puede conocer previamente el precio de la electricidad. Por tanto, es esencial conocer qué tipo de oscilaciones han habido en el coste del kWh para cada hora del día.

Tarifa precio fijo

Sigue el mismo sistema regulado, por lo que también están presenten las tres franjas de discriminación horaria. Pero, en este caso, se puede establecer un precio concreto de forma anual en vez de tener que sufrir las fluctuaciones diarias.

¿Por qué ha incrementado tanto la luz?

Una de las principales preguntas que suelen surgir es conocer cuáles han sido las causas de encarecimiento de la electricidad. En el último año, la subida del precio del gas, el aumento de las emisiones de CO2 y el notable peso de las energías renovables han fomentado un mayor incremento de las tarifas eléctricas.

En este sentido, los usuarios que cuentan con una tarifa en el mercado regulado son los que más se han visto afectados. Por ello, es importante analizar bien las opciones disponibles y decantarte por una tarifa y una potencia de luz que encaje con tu compañía.

De esta manera, analizar la situación y recurrir a los servicios de una asesoría energética serán los pasos claves para conseguir ahorrar en uno de los gastos esenciales en las empresas: la electricidad.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Sin categoría