Sociedad Anónima

agencia
La Sociedad Anónima (SA) es una modalidad mercantil que se caracteriza por tener repartido el capital social en forma de acciones, que pueden ser transmitidas de forma libre entre los socios. De los diferentes tipos de empresa que existen, este tipo de sociedades no suelen ser muy utilizadas por lo emprendedores y startups debido a que se precisa un alto capital social.

Esta modalidad de creación de empresa posee numerosas ventajas para los profesionales que deciden optar por esta figura. Por ello, durante muchos años fue la opción preferida de los medianos y grandes negocios.

Definición de la Sociedad Anónima

La Sociedad Anónima se caracteriza por no requerir de un número mínimo de socios, pudiendo constituirse una Sociedad Anónima Unipersonal en el caso de una única persona.

Cada uno de los socios que conformen la empresa tendrán derecho a participar de los beneficios que se den como resultado de la liquidación, en función de su cuota de participación, a la compra de nuevas acciones, a información de las decisiones y voto en las juntas.

El requisito más notorio entre las características de la Sociedad Anónima, es que para constituir una SA se necesita de un capital mínimo de 60.000 euros, desembolsado como mínimo en un 25% del valor de cada una de las acciones.

Por este motivo, muchos empresarios que desean arrancar su actividad con negocios medianos o pequeños prefieren apostar por fórmulas de negocio más sencillas como la Sociedad Limitada.

La responsabilidad frente al negocio es un tema importante de destacar. Y es que, los fundadores deberán responder de forma solidaria frente a la sociedad, accionistas y terceros.

Ventajas de la Sociedad Anónima

Existen distintas ventajas asociadas a la Sociedad Anónima como fórmula mercantil para los medianos y grandes negocios.

  • El capital social se divide en acciones que pueden transmitirse libremente, de manera que se motiva la inclusión de nuevos socios y el mantenimiento económico de la empresa.
  • La facultad de administración puede recaer sobre una persona o un grupo, sin que se requiera la cualidad de accionistas.
  • En relación a sus obligaciones fiscales, la Sociedad Anónima se encuentra sujeta al RD 1/2010 del 2 de Julio, que permite a este tipo de empresa cotizar en bolsa.
  • La SA aporta una imagen de mayor seriedad y solvencia en negocios dedicados a la farmaceútica, el sector bancario, seguros, etc.
  • La responsabilidad de los socios inversores está limitada al capital aportado.

Inconvenientes de la Sociedad Anónima

Hagamos un repaso sobre las desventajas que representa la Sociedad Anónima como modalidad mercantil.

  • Muchas empresas se sienten limitadas a poder implantar este modelo en sus negocios, debido a la obligatoriedad de contar con un capital mínimo de 60.000 con la obligación de desembolsar el 25% durante la constitución.
  • Para negocios de características más familiares, la SA tampoco es la mejor fórmula al perder el pleno control sobre los socios que se incorporan a la empresa. En este caso, podrían convertirse en accionistas personas externas, algo que no resulta deseado por muchos.
  • Otra de las desventajas más importantes es la rigidez de la estructura empresarial. Y es que, cada vez que se desee realizar una modificación en la organización, será necesario llevar a cabo una modificación en los estatutos.
  • Al igual que la SL, su fiscalidad se encuentra sujeta al Impuesto de Sociedades.

La Sociedad Anónima es una fórmula empresarial que se convierte en la favorita de aquellos profesionales, que tienen la idea de generar un negocio con vistas al futuro, de tamaño voluminoso y con objetivos de crecimiento.

Este tipo de empresas comienzan con una importante inyección de liquidez que les permita mantener la estructura jerárquica compleja. En especial, en aquellos negocios que poseen un amplio volumen de maquinaria, proveedores y clientes.

Evidentemente, en ciertos sectores vinculados a la aparición de grandes empresas, la SA resulta la mejor modalidad mercantil para mantener la confianza y aportar una imagen más profesional y competitiva, en un área donde el tamaño empresarial es importante.

Descubre cuáles son las claves para elegir la forma jurídica que mejor se adecua a tu negocio.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No