La Sociedad Cooperativa

Patricia Nuño
Hay ocasiones en las que son varios los socios que quieren adherirse y poner en común sus conocimientos profesionales. Ahora bien, la duda surge cuando llega el momento de decidir cuál es la mejor forma jurídica para desarrollar su negocio.

Una de las mejores opciones entre los diferentes tipos de empresas que existen, es la de la sociedad cooperativa. Ésta es una sociedad mercantil cuyo fin es de interés social. Varias personas con intereses comunes se agrupan para aunar esfuerzos y conocimientos y, de esta manera, desarrollar conjuntamente la actividad empresarial.

Esta figura empresarial viene regulada en la Ley 27/1999, de 16 de julio, de Cooperativas.

¿Qué es una sociedad cooperativa?

La sociedad cooperativa es una sociedad constituida por personas que se asocian, en régimen de libre adhesión y baja voluntaria, para la realización de actividades empresariales, encaminadas a la satisfacción de sus necesidades, así como la obtención de beneficios.

cooperativa de trabajadores

Imagen: Jacob Lund || Shutterstock

Este tipo de sociedad es muy recomendable para aquellos grupos de personas que persigan un objetivo común, y en base a la ayuda mutua y la creación de un patrimonio común, consiguen su objetivo, además de estar haciendo lo que más les gusta.

Una sociedad cooperativa se constituye por profesionales de un mismo sector, que aúnan sus recursos y conocimientos para la consecución de un objetivo común.

Las cooperativas son muy usuales en el sector primario, esto es, en actividades de agricultura, ganadería, pesca, caza o explotación forestal, por ejemplo. No obstante, ello no quita que existan cooperativas en los otros sectores: enseñanza, sanidad, vivienda, etc.

Algunos ejemplos de sociedad cooperativa serían Consum, Caja Rural o supermercados Covirán.

Tipos de sociedades cooperativas

Una clases de sociedades cooperativas puede clasificarse de la siguiente manera:

a. Sociedad cooperativa de primer grado.

En este tipo de cooperativa, los socios pueden ser personas físicas o jurídicas.

En el artículo 6 de la ley 27/1999 de Cooperativas queda reflejado un listado con los diferentes tipos de sociedades cooperativas de primer grado que existen, donde podemos encontrar: cooperativas de trabajo asociado, cooperativas de viviendas, cooperativas de servicios, cooperativas sanitarias, etc.

b. Sociedad cooperativa de segundo grado.

En este caso, los socios de la cooperativa son otras cooperativas. Es decir, que las cooperativas de segundo grado están formadas por diferentes cooperativas. Los socios de las cooperativas de segundo grado no pueden ser personas físicas, sino que deben ser personas jurídicas.

Características de la sociedad cooperativa

Una empresa debe reunir determinados criterios y características para que se la califique como sociedad cooperativa. A continuación, detallamos las características de una sociedad cooperativa:

  • La sociedad cooperativa se constituye mediante escritura pública y debe ser inscrita en el Registro de Sociedades Cooperativas.
  • El capital mínimo de la sociedad cooperativa viene estipulado en los estatutos y deberá desembolsarse por los socios desde el día de su constitución.
  • La responsabilidad de los socios está limitada al capital aportado por cada uno.
  • Para constituir una cooperativa: si es cooperativa de primer grado, se constituirá con un mínimo de 3 socios; si es cooperativa de segundo grado, al menos habrá dos cooperativas.
  • La razón social de la cooperativa será el nombre de la compañía seguido de “sociedad cooperativa” o su abreviatura: “S. Coop.”.
  • Es una entidad de funcionamiento democrático, lo cual significa que todos sus socios tienen derecho a un voto, al margen del capital que hayan aportado para su constitución.
  • El domicilio de la sociedad cooperativa se establece en el lugar donde se realice la principalmente las actividades adheridas al negocio o, en su caso, donde esté centralizada la gestión administrativa.

Trámites para constituir una cooperativa

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No