Tipos de costes

Patricia Nuño
Cada proceso de tu empresa conlleva todo tipo de costes: de administración, de material, de mantenimiento, humanos, etc. Además, para la buena gestión del negocio, es muy aconsejable que lleves un control exhaustivo de los costes de la empresa para conocer cuánto cuesta nuestra actividad.

La valoración económica y previsiones de todos los tipos de costos a los que se enfrenta tu empresa serán fundamentales para controlar la actividad y ser emprendedor, sobre todo en los inicios de los negocios.

Clasificación de costos

Tipos de costes
Costes según el comportamiento  Costes según el periodo de tiempo  Costes según la imputación a productos  Costes según naturaleza
 Costes fijos Costes a corto plazo Costes directos Costes de amortización
Costes variables Costes a largo plazo Costes indirectos  Costes financieros
 Costes de tributos
Costes de personal
 Costes de materias primas
 Costes de distribución

Los costes son el valor monetario que tienen todos y cada uno de los factores necesarios para el desarrollo de nuestra actividad económica, cuya finalidad es la producción de un bien o la prestación de un servicio.

Como ya hemos comentado, son muchos los tipos de costos a los que se enfrenta una empresa. Es importante tener claro en qué consiste cada uno de ellos y, sobretodo, tener la precaución de analizarlos para evitar desagradables sorpresas a final de mes.

La clasificación de los costes es la siguiente:

Costes según el comportamiento

Si dependen o no de la producción que realicemos vemos que existen:

  • Costes fijos: costos que se mantienen constantes a lo largo del tiempo, es decir, su importe no variará por mucho que cambie el nivel de producción o los recursos empleados. Un ejemplo de coste fijo sería el importe que se paga de alquiler del local.
  • Costes variables: costes que varían en función del nivel de producción que se haga. Cuanto mayor sea este último, más elevado será el coste variable. Un ejemplo de coste variable sería la materia prima o la mano de obra.

Costes según el periodo de tiempo

Teniendo en cuenta el tiempo en que se generarán podemos encontrar:

  • Costes a corto plazo: costes que se generan en un plazo inferior al año.
  • Costes a largo plazo: tipo de costos que se generan en un periodo superior al año.

Costes según la imputación de los factores a los productos

Si se puede considerar que proviene de un producto exacto, vemos que hay dos tipos de costos:

  • Costes directos: costes que se identifican plenamente con un producto concreto. Como costes directos tendríamos la mano de obra necesaria para la producción de un producto o la materia prima empleada.
  • Costes indirectos: costes que, por el contrario, no pueden atribuirse directamente a cada uno de los productos de la empresa, debiendo establecer algún tipo de criterio de reparto y, así, poder repercutirlo sobre el precio final de venta. Ejemplo de costes indirectos: alquileres o suministros de energía.

Costes según su naturaleza

Dependiendo de donde provengan los gastos también encontramos diferentes clases de costes:

  • Costes de amortización: costes relacionados con la depreciación de los bienes, así como los costes de reparación y mantenimiento a raíz del uso del material. Ejemplo: costes por uso de maquinaria o vehículos en el desarrollo de nuestra actividad económica.
  • Costes financieros: costes derivados del empleo de recursos de capital ajenos que una empresa necesita para su desarrollo. Por ejemplo, los intereses de un préstamo.
  • Costes de tributos: costes relacionados con el pago de impuestos a favor de la Hacienda Pública, tales como el Impuesto sobre actividades económicas (IAE) o el Impuesto de sociedades (IS).
  • Costes de personal: coste derivado del pago a todas las personas que intervienen en el proceso de producción del bien o servicio. El ejemplo más común de costes de personal son las nóminas de los empleados.
  • Costes de materias primas: coste de los materiales que se emplean de manera directa en la producción del bien o servicio. Por ejemplo, si somos una bodega, una de las materias primas empleada sería la uva.
  • Costes de distribución o venta: costes que se originan como consecuencia de trasladar el producto final al consumidor. Por ejemplo, los sellos, sobres y tasas de envío.

Conocer todos estos costos empresariales es imprescindible a la hora de crear una empresa, ya que si no realizamos un análisis exhaustivo, no podremos saber cuánto necesitaremos ingresar para asegurar la viabilidad de la empresa.

Control de gastos

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No