Tipos de financiación para emprendedores

Si has creado un proyecto que crees que tiene muy buenas perspectivas, pero no cuentas con los recursos suficientes para ponerlo en funcionamiento es el momento de que pienses en recurrir a financiación para abrir un negocio. Si buscas financiación para empresas o proyectos, antes que nada deberás responderte a tres preguntas que harán dirigir tus pasos hacia un tipo de financiación u otro. De este modo, debes saber en qué fase de desarrollo se encuentra tu negocio, cuánto dinero necesitas y para qué lo necesitas. Aquí te mostramos los diferentes tipos de financiación para emprendedores.

Métodos de financiación de proyecto

Si ya has respondido a las tres preguntas iniciales escoge entre los tipos de financiación para crear una empresa que presentamos a continuación, el más apropiado para tu negocio.

Autofinanciación

El primer método de financiación al que debemos recurrir es la propia. No hay mayor muestra de que crees en tu idea y de que te comprometes con ella. Además, si no inviertes no participas y no podrás acceder al reparto de capital. Conoce cuáles son las ventajas e inconvenienes de la financiación propia y valora si de verdad es la opción idónea.

Métodos de financiación de emprendedores

Imagen: Masterchief_Productions || Shutterstock

FFF

Otro método, que también nace en la esfera de lo personal, es el de las ‘3F’ de friends, family and fools, que en castellano son amigos, familia y tontos. La financiación FFF es la primera opción de muchos emprendedores, ya que los bancos no ofrecen ninguna posibilidad de financiación.

Financiación bancaria

Siguiendo con los métodos tradicionales encontramos el préstamo bancario, que suele ser el más utilizado por las empresas. Si recurres a él debes conocer con precisión las condiciones del crédito; tipo de interés, periodo de carencia o plazo de amortización.

Microcréditos

Los microcréditos suelen dirigirse a los emprendedores que, al tener un nivel de ingresos reducido, no cuentan con las garantías suficientes para acceder a un préstamo tradicional. No suelen sobrepasar los 25.000 euros.

Crowdfunding

El micromecenazgo o crowdfunding es uno de los métodos con mayor proyección del momento. Básicamente funciona presentando tu proyecto en una plataforma digital en las que varias personas invierten cantidades reducidas a cambio de algo, que normalmente suele ser simbólico.

Play funding

También gracias a Internet ha prosperado otro método de financiación: el playfunding. A través de este modo de micromecenazgo tu proyecto puede conseguir financiación con la visualización de publicidad. ¿Cómo? Pues tienes que subir tu proyecto a una plataforma digital para que una empresa los patrocine, esto es, si les gusta el proyecto insertan publicidad y todos ganan.

Crowdlending

El crowdlending, también conocido como peer-to-business lending es otro tipo de mecenazgo compartido entre empresas y particulares. Se realiza a través de páginas especializadas donde las empresas ofrecen mayor rentabilidad o tipos de interés más altos a los inversores. Este tipo de financiación se está afianzando porque implica un ahorro sustancial en los costes financieros de las empresas y un retorno mejor para los inversores.

Crowdsourcing

El crowdsourcing es un tipo de financiación basado en la externalización de tareas a través de un Marketplace donde contratar a los proveedores de servicios más adecuados a los mejores precios.

Bussines Angel

Y hablando de financiación para proyectos es imposible no citar a los business angels, que son inversores que además de realizar una inversión en capital ponen a la disposición de tu empresa sus contactos, experiencia y conocimientos.

Capital riesgo

El capital riego es otro de los must cuando se habla de financiación. A través de las venture capital se invierte en las startups que presentan un elevado potencial de crecimiento y riesgo a cambio de un porcentaje de la empresa, que suele rondan el 25 por ciento o algún puesto de control.

Subvenciones

Las subvenciones y ayudas para emprendedores son otro método de financiación que se dan sobre todo cuando los poderes púbicos quieren fomentar un tipo de iniciativa y controlar el mercado.


 

Ahora que conoces las formas en la que tu proyecto puede financiarse escoge el que más te convenga y emprende desde este momento el camino hacia el éxito. Antes de crear tu propio negocio es imprescindible realizar un plan de financiación que te permita estudiar y valorar cuáles son las opciones que posees, elegir la más idónea y ver cómo amortización esa financiación que se nos ofrece. Conoce toda la información necesaria sobre cómo realizar un plan de financiación.

Plan de financiación