Tipos de objetivos empresariales

Patricia Nuño
Los objetivos empresariales son aquellas metas que cualquier empresa se establece y que pretende alcanzar, en un periodo de tiempo concreto y a través del uso de unos recursos específicos.

Una empresa, si quiere tener éxito y avanzar de manera progresiva, debe ir estableciendo diferentes tipos de objetivos cada cierto tiempo, trabajando de manera ambiciosa e intentando ser excelente en el servicio que ofrece. Además, son un claro elemento motivacional, pues conforme se va logrando la consecución de los mismos, el equipo se implica más en la visión y misión empresarial.

Clasificación de objetivos

Dentro de una organización, son muchas las tipologías de objetivos que podemos encontrar. A continuación, detallamos la clasificación de objetivos en función de varios elementos.

Tipos de objetivos
Según el tiempo Según la naturaleza Según la jerarquía Según cómo se midan
Objetivos a largo plazo Objetivos generales Objetivos estratégicos  Objetivos cuantitativos
Objetivos a medio plazo Objetivos específicos Objetivos tácticos  Objetivos cualitativos
Objetivos a corto plazo Objetivos operacionales

Tipos de objetivos en función del tiempo

Según la duración del tiempo marcado para la consecución de los objetivos podemos encontrar:

  • Objetivos a largo plazo: objetivos que se formulan para cumplirse dentro de un período entre 3-5 años.
  • Objetivos a medio plazo: objetivos formulados para un periodo entre 1 y 3 años.
  • Objetivos a corto plazo: objetivos fijados para cumplirse en menos de 1 año.

Tipos de objetivos en función de su naturaleza

Dependiendo del grado de concreción de los objetivos se pueden distinguir:

  • Objetivos generales: como ejemplo de objetivos generales, podemos encontrar algunos como ser marca líder del mercado, consolidar el patrimonio, aumentar el número de vendedores, mejorar la formación y capacitación del personal, etc.
  • Objetivos específicos: objetivos empresariales expresados en términos de cantidad y tiempo. Como ejemplos de objetivos específicos encontramos: incremento de las ventas trimestrales en un 20%, adquirir 2 nuevas maquinarias en el segundo semestre o abrir 3 nuevas sedes a nivel internacional en el trimestre del próximo año.

Tipos de objetivos  en función de su jerarquía

Según la importancia y el ámbito de aplicación podemos clasificarlos en:

  • Objetivos estratégicos: objetivos que miran a la empresa como un todo general y que buscan el crecimiento sostenido y constante de la empresa. Son objetivos formulados directamente por los directivos y altos cargos. Normalmente, son objetivos generales a largo plazo. Para su consecución, por regla general, es necesario que se formulen varios objetivos tácticos que lo refuercen.
  • Objetivos tácticos: objetivos empresariales formulados para cada uno de los departamentos de la empresa. Son formulados también por los directivos y altos responsables de la empresa. Para lograr alcanzar este objetivo táctico, necesitará contar con el refuerzo de varios objetivos operacionales.
  • Objetivos operacionales: Objetivos que se dan a nivel operacional, formulados de manera directa para un trabajador. Son formulados por los responsables de cada departamento o área. Normalmente, son objetivos específicos a corto plazo.

Tipos de objetivos según su forma de medir

Si nos referimos a la planificación estratégica como proceso fundamental y decisivo para el alcance de las metas previamente propuestas, es crucial diferenciar entre:

  • Objetivos cuantitativos. Objetivos que se fija la empresa para obtener mejores resultados económicos, centrándonos normalmente en el corto plazo. Por ejemplo: incrementar el número de pedidos, incrementar el número de visitas comerciales, previsión de ventas por zonas geográficas, etc.
  • Objetivos cualitativos. Objetivos que se fija la empresa para conseguir un mejor posicionamiento e imagen en el mercado en el que compite. Por regla general, los resultados económicos se aprecian más a medio/largo plazo.Como ejemplos de objetivos cualitativos, encontramos: introducción de nuevos productos, lograr mayor cobertura nacional, captación de nuevos clientes, etc.

En definitiva, la empresa es un gran ente que se nutre de todas y cada una de las áreas que la componen, así como de todos los trabajadores que aportan su granito de arena para lograr todos y cada uno de los objetivos que se establezcan. Todos los objetivos empresariales deben ir alineados y buscar una misma meta, por lo que, la comunicación y transparencia de información es fundamental.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No