Tipos de productos

Amalia González

Curso plan de marketing empresarial Intefi

Cuando se habla de categorizaciones, es importante tener en cuenta que cualquiera que sea el objeto a que se refieran, en este caso los tipos de productos, pueden realizarse tantas clasificaciones como criterios se usen para hacerlas. Cualquier clasificación ha de tener un objetivo, es decir, debe servir para algo. En este sentido, por ejemplo, desde el punto de vista del marketing una clasificación de productos de la empresa ha de sugerir una distinción en la forma de venta, los canales de distribución, el tipo de promoción o el precio a que se oferta cada producto.


Por ello, sin ánimo de ser exhaustivos vamos a hacer referencia a aquellas que consideramos más representativas.

Clasificación de los productos

Dependiendo de los parámetros utilizados podremos diferencias entre unos productos y otros:

  • Según que puedan o no percibirse por los sentidos, se distingue entre productos tangibles e intangibles.
  • En función de su duración, puede hablarse de productos perecederos y no perecederos. Y, dentro de estos últimos, productos de larga o de corta duración. O, lo que es lo mismo, productos duraderos o no duraderos.
  • Según la popularidad entre su público pueden distinguirse los productos populares y los no populares.
  • Según si se producen, o no, dentro de las fronteras de una terminado país, se habla de productos nacionales o importados.
  • Según el destino de los productos, o quién los adquiere,  pueden distinguirse dos clases de productos. Por un lado, los denominados productos de consumo. Y, por el otro los productos destinados a reincorporarse en un proceso de producción o a la reventa, o productos destinados a una empresa o negocio.

Productos de consumo

Se trata de productos adquiridos por el consumidor final, meramente de uso doméstico. Por su parte, este tipo de productos puede ser también objeto de clasificación. Teniendo en cuenta cómo se realiza la compra, pueden distinguirse los siguientes tipos de bienes de consumo:

  • Se denominan productos de conveniencia para el consumidor aquellos que por tener un precio reducido, el consumidor no está dispuesto a emplear mucho tiempo decidiendo qué producto comprar definitivamente. Pueden considerarse commodities, o elegirse en función de la proximidad geográfica u otros criterios relacionados con la comodidad.
  • Son productos objeto de comparación aquellos en que por tener un precio considerable, al consumidor le resulta interesante realizar un análisis comparado de calidades, características, precios u otros, antes de decidirse por uno en concreto.
  • Son bienes especiales (o de especialidad) aquellos en que por la identificación con la marca o por el deseo de poseer productos con características únicas o especiales, un porcentaje de consumidores está dispuesto a pagar un precio superior por los mismos.
  • Existan también productos que no forman parte de las necesidades de los consumidores con carácter general, por lo que no suelen buscarse, a menos que el consumidor haya tomado contacto con la publicidad. Es el caso de los productos nuevos, o de productos accesorios o alternativos, que no cubren en sí mismos una necesidad.

Productos destinados a una empresa o negocio

Este tipo de productos no son adquiridos por el consumidor final de los mismos, sino que se adquieren para volver nuevamente al mercado, ya sean o no objeto de una transformación. Dentro de este tipo de productos pueden distinguirse:

  • Bienes de equipo, cuando están afectos a los procesos de producción de la empresa. Con carácter amplio pueden equipararse a maquinaria, instalaciones y utillaje. Si bien, estos últimos suelen consistir en herramientas de menor tamaño.
  • Los bienes que se incorporan al proceso de producción son las materias primas, ya sean animales, minerales o vegetales; y los suministros.

Pueden incorporarse o no a dichos procesos, materiales previamente procesados y componentes.

Otras clasificaciones de productos dentro de la empresa

Puedes encontrar otras clasificaciones de productos en referencia a:

  • En función de la rotación, se habla de productos de alta, media o baja rotación.
  • Según que sean o no demandados o producidos tan sólo parte del año, se habla de productos temporales o no temporales.
  • Los productos de bajo precio que son utilizados como reclamo para vender otros más rentables, suele denominarse productos gancho.

En definitiva, queda claro que las clasificaciones de los tipos de productos pueden multiplicarse. Por ello, siempre es esencial conocer el criterio clasificación y la utilidad de la misma, al objeto de considerarla o no según los intereses de cada uno.

Diferencia entre producto y servicio

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No