Ventajas e inconvenientes de una sociedad cooperativa

Cuando un grupo de personas tiene un mismo objetivo empresarial y persigue la misma ambición, parece lógico que quieran unirse y aunar fuerzas y trabajo a través de una sociedad cooperativa para, por un lado, contar con mayores recursos y, por otro lado, ser más eficientes y eficaces, obteniendo rentabilidad más rápido.  Así, hay toda una serie de condiciones que nos indican cuándo es conveniente crear una cooperativa. No obstante, como todo, tiene sus pros y contras. Te contamos las limitaciones de una cooperativa, así como los beneficios fiscales de las cooperativas.

Desventajas de crear una cooperativa
Imagen: XiXingXing || Shutterstock

Beneficios de las cooperativas

A continuación te detallamos los principales beneficios de las cooperativas:

  • La responsabilidad de los socios está limitada a la aportación inicial de capital que hace cada uno de ellos. Por ejemplo, se constituye una sociedad cooperativa con 10 socios, aportando cada uno de ellos 1.000€. Por tanto, el capital inicial total es de 10.000€. Si durante el desarrollo de la actividad empresarial se endeudan por un importe de 20.000€, cada uno, de los socios sólo responderá de hasta 1.000€, pues su responsabilidad está limitada a ese capital aportado.
  • Los socios tienen derechos políticos y económicos por igual, es decir, totalmente equiparados. Al margen del capital que haya aportado cada uno de los socios, todos tienen voz y voto con el mismo peso.
  • Uno de los grandes beneficios de las cooperativas es que los socios pueden percibir, si así lo prevén los estatutos de la empresa, intereses por sus aportaciones de capital social.
  • Además, entre los beneficios fiscales de las cooperativas, dependiendo de si éstas se consideran protegidas o especialmente protegidas, encontramos: exenciones en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y reducciones del tipo impositivo y en los tributos locales.
  • Finalmente, las sociedades cooperativas se pueden beneficiar, asimismo, de subvenciones. Por ejemplo, en el caso de la constitución de cooperativas por parte de desempleados inscritos como demandantes de empleo.

Desventajas de las cooperativas

Pese a lo dicho anteriormente, también podemos toparnos con varios problemas de las cooperativas.

A continuación, te detallamos algunas de las limitaciones de las cooperativas:

  • Las cooperativas, al ser un tipo de sociedad en la que confluyen los intereses de muchos socios por norma general, a la hora de llegar a un acuerdo, podemos encontrarnos con ciertas limitaciones y dificultades. Además, cada uno de los socios tiene derecho a voto, teniendo éste el mismo peso y, en acuerdos en los que se encuentren discrepancias, es complicado llegar a un punto en común. Como comentábamos antes, al margen del capital que cada socio aporte, cada uno tiene un voto de igual valor.
  • Otro gran problema son las condiciones de las cooperativas para inscribirse y registrarse como tales. Son muchos los requisitos que la cooperativa debe cumplir.
  • Asimismo, las sociedades cooperativas se encuentran con toda una serie de límites cuando de contratar a trabajadores no socios se trata. Si bien se limita por parte de la legislación la contratación de trabajadores no socios, tiene un objetivo claro: no desvirtuar el carácter mutualista por el que expresamente se constituye la sociedad cooperativa.

Como ves, hay casos muy claros en que se ve cuándo es conveniente crear una cooperativa (siendo habituales las cooperativas agrícolas, por ejemplo). Sin embargo, ello no quita que tenga limitaciones una cooperativa, como cualquier otro tipo de sociedades. Se trata de encontrar aquella forma jurídica que mejor se adapte a tus necesidades y objetivos profesionales. Si ya lo tienes claro, debes conocer cómo crear una cooperativa.

Trámites para constituir una cooperativa

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No